Como no te mantengas firme en algunas ocasiones, se te cae el quiosco encima.